Share, , Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Posted in:

COMPLICACIONES EN LAS CIRUGÍAS DE SENO

Los tipos de cirugías una realidad

© by Rondell Melling

En compensación a los aumentos mamarios naturales, que buscan incrementar el tamaño de los senos en correspondencia con un trabajo equilibrado y no dañino al cuerpo, se encuentra el aumento pectoral o mamoplastía de aumento, que mejora el perfil del cuerpo de una mujer inconforme con la simetría de sus senos. También pueden ser aplicadas para compensar la pérdida de volumen de los senos luego de un embarazo, o para remediar desbalances o asimetrías en las proporciones de los senos, así como un procedimiento de reconstrucción tras otras cirugías en la zona del busto.

Foto por: Danny Moore

Los procedimientos son practicados de forma ambulatoria. Los implantes se sitúan por medio de una incisión debajo del tejido del seno, y/o debajo del músculo pectoral. Dicha incisión quirúrgica puede ser ejercida por debajo del seno, cerca del pezón, o en la axila. Por lo general toma de dos a tres horas finalizar el procedimiento. El implante de seno se compone de una carcasa externa que se llena con solución salina (agua salada) o gel de silicona. La superficie externa puede ser lisa o texturada, dichos implantes se brindan en tamaños y formas para ajustarse a las preferencias específicas de cada mujer.

También se especula que los implantes submusculares son menos tendenciosos a desarrollar firmezas (contractura capsular). Esto puede ser como resultado de la presión o del masaje interno del músculo por todo el implante, y su invariable tejido cicatricial (cápsula)

Author's image
Grupo Redactor
Revista Cinco Sentidos

La Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos (U.S-FDA) ha aprobado el uso tanto de solución salina como de gel de silicona para los implantes de aumento mamario.

Investigaciones han demostrado que los implantes no aumentan los sucesos de sufrir enfermedades y malignidades. La tasa de develamiento de cáncer de seno no se ven presumidas si se combinan las técnicas de mamografía y examen físico en los senos.

Con base a estudios experimentados, los implantes deberían durar por años. Sin embargo, esta realidad no es así, debido a que no hay un implante de senos haya sido utilizado por toda una vida, es improbable dar una afirmación concluyente al respecto.

En cualquier procedimiento quirúrgico, hay diversos problemas inseparables. Pueden surgir alteraciones geométricas o engrosamiento de los tejidos cicatriciales, y ello podría requerir de programaciones quirúrgicos adicionales para remediar estas dificultades.

En las situaciones de hemorragias se podría solicitar de la eliminación del implante, para intervenir el sangrado. Las infecciones son el sucesivo factor más serio en la cirugía de aumento de busto.

Foto por: Alex Van

Si sucede una infección, los antibióticos solos no conseguirán eliminar la infección a menos que se retire el implante. Luego será ineludible dejar fuera el implante por un lapso de unos 3 meses, antes de que se suponga es seguro volver a ubicar. La inminencia de infecciones es menor al 0,5%. Por lo general, las infecciones se limitan al período de postoperatorio temprano, aunque la infección puede surgir mucho después; por fortuna el implante puede ser removido normalmente, y exitosamente reemplazado, cuando la infección haya sido totalmente intervenida y resuelta.

Pueden suceder cambios sensoriales, implicando en adormecimiento, incomodidad y, aunque estos síntomas no son perdurables ni críticos por lo general, pueden serlo en determinadas situaciones. Los cambios sensoriales transitorios usualmente y por lo general perduran de dos a seis meses. No hay estudios que demuestren que los implantes obstaculicen la lactancia.

La Contractura de encapsulamiento: Hay una cápsula natural de tejidos que se desarrolla en torno a la prótesis y, a veces, puede endurecerse o contraerse, estableciendo una firmeza poco natural o un contorno excesivo en la definición en los senos. Esta situación es conocida como “encapsulamiento“, y es una complicación poco habitual cuyo riesgo alterarse y ser minimizado mediante ejercicios rutinarios. Si ocurre una contractura de encapsulamiento es posible que se solicite una capsulectomía abierta o cerrada.

Arrugas: Puede advertir o experimentarse arrugas o anomalías en la piel de la zona del implante, es un potencial problema que conlleva cualquier prótesis mamaria. El riesgo extra de las arrugas estriba del buen estado y posición del dispositivo relleno con solución salina. Ello se debe especialmente a que el problema con estas arrugas es el posicionamiento del implante lleno con solución salina, si va debajo del tejido muscular podría ayudar en la reducción de la formación de dichas arrugas. Esto obtiene validez para personas que tienen poco tejido mamario.

Al optar por las medidas de la prótesis, la decisión correspondería ser tomada en conjunto por el paciente y el médico antes de la cirugía. Posteriormente, la elección de las medidas de la prótesis se hará por la paciente, quien debiera examinar los beneficios de una elección mesurada. La contractura capsular y las arrugas son habituales en implantes de mayores tamaños. El adormecimiento postoperatorio y las caídas de los senos a largo plazo son mucho más usuales cuando se optan prótesis de mayores tamaños. La forma de tus senos aumentados penderá de las dimensiones y las formas de tus implantes, junto al aspecto previo a la cirugía, el mismo tamaño y forma correcta en un implante consiguieran verse diferentes en pacientes distintos. Por esta razón, una mujer debe poseer una mente en claro cuando opte por un implante puramente porque luce bien en alguien más.

Foto por: Claudio Scot

El busto, regularmente, envuelve al músculo en la pared del pecho, llamado músculo pectoral. Los implantes de senos suelen ser implantados por arriba o por debajo de este músculo. Cuando los implantes son situados por debajo del músculo, se le conoce a ello habitualmente como colocación inframuscular o colocación subpectoral. Cuando la prótesis es situada por arriba del músculo, se lo conoce como colocación subglandular o colocación submamaria, representando que está por debajo de la gandula mamaria. Una ventaja enorme de la ubicación submuscular es que puede consentir mucha más facilidades de obtener mamografías. Se expone generalmente que hay mínimas posibilidades de no encontrar una lesión en la mamografía cuando el implante está por debajo del músculo, el músculo pectoral tiende a conservar el implante contra la pared pectoral cuando se hace la mamografía. Otro beneficio de la ubicación submuscular es que el implante se ubica totalmente por debajo del tejido mamario, minimizando el riesgo de interrupciones con la funcionalidad mamaria.

También se especula que los implantes submusculares son menos tendenciosos a desarrollar firmezas (contractura capsular). Esto puede ser como resultado de la presión o del masaje interno del músculo por todo el implante, y su invariable tejido cicatricial (cápsula). No obstante este beneficio no ha sido validado concluyentemente, se observa que las pacientes presentan muchas menos contracturas capsulares cuando sus implantes han sido situados por debajo del músculo.

Los contras de la ubicación submuscular del implante es que sobrelleva una recuperación más dolorosa que la de la ubicación subglandular, así como tiene mayores tiempos de sanación. Sin embargo esta incomodidad es habitualmente más prolongada para los implantes submamarios, las mejoras en cuanto a la sanación no duran demasiado, y las pacientes ya se sienten mejor al cabo de dos semanas.

El dolor más agudo puede dura una semana, en promedio. El uso desmedido de los brazos y de los músculos pectorales consiguen producir que los implantes submusculares “se eleven” (se trasladen hacia arriba en el pecho) inicialmente, y esta ubicación submuscular de los implantes demanda de mucho más tiempo para ser reparados que los implantes submamarios. Su expectativa al principio se vea un poco de aplastamiento debajo del busto. Esto lleva uno o dos meses en promedio, para que el tejido se extienda y se suavice, y que así los senos logren “redondearse” en su sector inferior.

Incisiones: hay una gran diversidad de métodos en los que el implante mamario puede ser implantado. La incisión puede ser ejecutada por debajo del seno (inframamaria), en la axila (transaxilar), o alrededor de la parte inferior de la areola del pezón (periareolar). El corte por debajo del busto (inframamario) es, posiblemente, el más común debido a muchas causas. Primero, es un lugar que queda oculto. Finalmente, las cicatrices inframamarias por lo general tienen buena recuperación; la técnica de la incisión ha sido ejercida por muchos años y sigue siendo una elección viable a lo que generalmente no se le coligan complicaciones.

Cuando se comienza a pensar en aumentos mamarios tome mucho conocimiento de estos riesgos para la salud, y si esto lo hace pensar sobre posibilidades de aumento mamario de manera natural. Hoy en día los aumentos de senos de forma natural son cada día más populares tanto en Europa y Estados Unidos, ya que cada vez más mujeres comprenden las complicaciones y desafíos a largo plazo de los tratamientos quirúrgicos. Debes tener en cuenta alternativas naturales y seguras para incrementar el tamaño de tus senos.

Hoy existe un sistema del libro “Como Aumentar Su Busto”, el primero en español que maneja todas las alternativas naturales y seguras para aumentar el tamaño de los senos, asegurando el éxito de manera eficaz. Como aumentar su busto!

¿Imaginar cómo cambiaría tu vida si encuentras un método más sano para obtener senos más grandes?

Registrese y reciba la Guía Gratuita de cómo Aumentar los Senos

 


Don’t worry. We don’t spam.

Share, , Google Plus, Pinterest,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *